Porto

| 20 imágenes

No sé por qué, pero hoy me he acordado de Porto.
De sus silencios y sus bullicios. De sus bodegas y restaurantes. De la sonrisa de sus camareros invitándote a entrar. De sus torres y sus iglesias bañadas en oro. Del sonido de sus tranvías. De los cafés con historia y las librerías de película. De las gaviotas sobrevolando el Duero. De sus parques cuidados y sus barrios decadentes. De la inquebrantable arquitectura de sus puentes. De sus ravelos al caer la noche. De sus mercados y sus gentes…

Es imposible no añorarte.

Porto, Portugal. Enero, 2011.